Menú Cerrar

Cómo prepararte para ser auditado por el SAT

Un momento de angustia para muchos y poco placentero para muchos otros. Tus obligaciones fiscales con el Servicio de Administración Tributaria deben ser cumplidas al pie de la letra si no deseas que una auditoría le llegue por sorpresa a tu empresa. No debes creer (como muchas otras personas) que con hacer la presentación de tus obligaciones fiscales y pagar los impuestos, automáticamente estarás exento de una auditoría. 

Con una simple respuesta, para evitar que tu empresa sea auditora por el SAT; no debe haber ninguna anomalía en la presentación de tus obligaciones fiscales. 

Pero en caso de que ya sea un hecho; aquí te daré algunos consejos para que tú y tu empresa pueda prepararse con tiempo para dicha auditoría. 

¿Cuáles son tus derechos y obligaciones?

Según El Economista, Para enterarse de que nos están haciendo una auditoría, el SAT primero nos tiene que hacer llegar un oficio, el cual es fundamental porque, a partir de esta notificación, inician las facultades de comprobación, explicó Adriana Higuera Ornelas, integrante de la Comisión Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México.

Con el oficio viene la Carta de los Derechos del Contribuyente Auditado, un documento que explica al auditado las garantías que tiene durante el proceso de revisión de su situación fiscal.

Hay un conjunto de derechos que tienen que ver con la transparencia y el respeto durante el proceso, en los cuales se establece que el contribuyente debe ser tratado con respeto por la autoridad, la cual debe identificarse como servidor público.

¿En qué consiste? (Según la revista EXPANSIÓN)

Las auditorias o revisiones fiscales que realiza el SAT pueden darse de dos formas: a través de visitas al domicilio del contribuyente (oficios) o que le pida que acuda a sus oficinas (revisión de gabinete), y presente la documentación que acredite su cumplimiento fiscal.

Es obligación del fisco darle al pagador de impuestos un oficio donde se exponga qué impuestos y qué periodo revisará, así como hacerle saber a través de una carta sus derechos como contribuyente auditado.

El contribuyente tiene el derecho de ser informado del por qué se le hace una revisión, quién la realizará y podrá explicar cualquier observación que le haga el fisco en su contra, detalló Carbajal Trillo.

Durante la revisión pormenorizada de una contabilidad, la autoridad tributaria solicitará los documentos que tengan relación con el cumplimiento de las obligaciones fiscales como contratos con clientes y proveedores y depósitos bancarios.

“El Contribuyente solo deberá entrégale al SAT los documentos que correspondan al periodo en revisión. Si el representante fiscal necesita revisar otros periodos tendrá que plasmarlo por escrito en un acta parcial para hacérselo saber formalmente al contribuyente auditado”, dijo el director general de Impuestum, Rubén Herrero.

La autoridad tributaria tiene un plazo de 12 meses para concluir el proceso de auditoría, al término de ésta se le darán 20 días al contribuyente para “desvirtuar las observaciones” del fisco, es decir explicar por qué no son correctas sus conclusiones.

Sin duda, es un proceso que todos desearíamos evitar; sin embargo, es bastante probable que tu empresa sea seleccionada tarde o temprano para dicha auditoría. Recuerda que todos tus documentos, recibos, facturas y la mayor parte del historial operativo de tu empresa debe estar registrado física o digitalmente (desde hace incluso 5 años)

Pero recuerda que no estás solo o sola; en Sperto Negocios somos expertos en asesorar a las empresas ante caso cualquier circunstancia. No dudes en contactarnos, podemos ayudarte.

Contáctanos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *